jueves, 30 de junio de 2016

EL OCASO DEL ASCO


Adan iba caminando por el parque camino de su casa. Cuando salió de sus pensamientos mas soñados en Panama y Suecia, descubrio que la primavera habia ya hecho acto de presencia.Las amapolas rojas asomaban por el verde cesped. Las margaritas adornaban el bordillo en la acera. Los mosquitos haciendole cosquillas por la nariz y zumbandole en los oidos.
Al borde de una insolacion, Adan, penso- Bendita hora en que lo hizo-. "¿Y si hago un ramo a Angela por el aniversario?. Hay tantas flores a mi alrededor.... da pena dejarlas aqui" . Se agacho y se puso manos a la obra.
Se dio cuenta que el tacto era algo humedo a pesar de no haber llovido pero el siguió con su cometido.
"Hostia, el aniversario de mi mujer no es hasta mañana"
"Bueno se lo dare al portero y mañana antes de trabajar las recogo"
Juan, recordo que ese dia le tocaba a Mario guardar la porteria. Asi que se dedico todo el camino a casa rezando por que no se hubiese escaqueado hoy tambien del trabajo
Imaginaros la cara que puso el hombre al humedecerse sus manos hasta arrugarse nada mas cogerle aquel ramos de flores improvisado.
-Muchas gracias Mario, mañana vengo a por ello.
-Eh vale.... cuando puedas....No creo que se mueva.-Se las quedo mirando y las puso junto a los lapices y utensilios de escritorio.
"Este tio cree que le va a entregar esto a Angelica, va listo. Por ser su exmujer no tiene que regalarle esta basura"-Penso el portero

2 horas despues
-¿Angela donde esta?-Dijo arrimandose el movil mas a la oreja.
-Ahorita subo las frutas y las verduras para mi casa. ¿Ocurre algo Mario?-Su acento boliviano se hizo notar.
-Nada, nada. Solo que estaba tocando su puerta y vi que nadie contesto.
"Lastima no poder volver con ella.Prefirio a ese tio con pelo."
-Si espera ahorita subo.
-Vale aqui te espero.
Unos crujidos de escaleras sonaron al acercarse la boliviana a su piso.
-Buenos dias Mario.-Se dieron dos besos. El rumano le dio una palmadita en la espalda a la que fue su compañera de vida-¿Que era aquello que me quieras contar?
-Yo... bueno... Hoy vi que el jardin estaba mas...eeeeeeh...bonito que ayer y he querido hacerte esto.
-Hay estan mojadas. Casi se le cayeron de tal asco que le producia en un primer momento.
-Ya lo se. Cada gota es un poquito de mi querer
-Donde supistes eso?-Ella le miro con cara de extrañeza
-Escuche la frase y me gusto.-Mario timido miro al suelo
-Esto no esta bien.
Entonces sus miradas furtivas acabaron en pocos segundos en la comunion de sus labios y en abrazos prolongados.Mas tarde le invito a pasar a casa y alli se olvidaron de la vida anterior para penetrar en otros temas.

Sergio Carril Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada