jueves, 30 de junio de 2016

BAJO UN DISFRAZ

Las puertas eran rojas y unos destellos quemaban la visión antes de entrar al local. Encima de las letras se dejaba leer: "Ven y diviertete". El interior era un alfombra de cabezas de diversos colores, juntas parecían la bandera del orgullo gay. Todos "bailaban" en la pista al ritmo del reggaenton. A cada lado una barra; Una ligh y otra para adultos.
No hacía más de una hora que acababa de abrir el local. Los anuncios en las farolas parecían que habían dado su fruto si no hubiesen tenido que empezar a recoger el chiringuito


Un grupo de chavales llegaron y detrás de ellos un solitario. El grupo era un conjunto de razas y estilos de ropa. El solitario tenía una cresta de gallo como las pelucas de carnaval y llevaba gafas. Fueron en manada hacia la barra ligh a pedir cada uno un mojito. El Solitario se fué en dirección contraria.
-Por favor no corran o tendran que marcharse de aquí.
-Coctel aquí.
-Otro aquí.
-Qué se creen que soy uno de los vuestros.Tomar, anda -Les tendió los vasos- Y iros de aqui. -El camarero estaba cansado de tener que aguantar a niñatos como esos, lo peor es que algunos ya rozaban los 18 como el.
Para mas indole, refunfuñaron.


El Solitario bailaba con una niña de primaria que acababa de conocer esa misma noche. El tenia 18 años y ella 14 .Bebía un cuarenta y tres con naranja aguado mientras la poseia agarrada de la cintura mientras meneaba su culo al ritmo de su cancion preferida; El tacata. La música era infumable y repetitiva..
-Bueno, cuentame algo sobre ti. ¿Estudias o trabajas?
-Encima de guapa cachonda. -Ambos rieron- Suavecito. Ninguna de las 2 cosas, vivo en un estudio con unos amigos. Nos mantienen mi viejo y la madre del Johny
-Que moderno, un singler en un estudio.
-Y tú?
-¿Tú que crees? -Se recogió su melena rubia al lado izquierdo- Vivo con mi viejo. Soy una niña
-Bueno, eso lo diras tú, por que tú forma de bailar no es apta para cardiacos.
-Pues todavia no me has conocido del "to".
La Niña, entonces salto y se subió a bailar a la cintura del Solitario como si se tratase de una barra de striptise.
El solitario se fijo en sus abundantes tatuajes y en su caderas pronunciadas.
Quién me hiba a decir hace 2 años que hiba a encontrar esta tia en mi vida y por aqui
-Te gustan los "tattos" por lo que veo.
-Me los hize sin permiso de mis padres.
-Uff, que rebelde.
Joder cuando se me va a lanzar, para esto me despejo corriendo y quemo grasa-Pensaba El Solitario mientras agarraba las nalgas de La Niña.
Apenas paso un tiempo en el que solo la musica invadia el ambiente mientras El Solitario no se habia dado cuenta que se estaba montando una de sus peliculas.
-Tú, tio te estoy hablando-La Niña le giró la cara y se miraron durante un tiempo. Ella tenía unos labios finos y unos ojos azules pintados de negro que le hacian asemejarse a los de las arabes.
Sus cabezas se torcieron y se fueron acercando poco a poco.
-Oye, me harías el favor de irme a por un poco de...-Hablo la niña de improviso.
-Cuál te apetece?
-Me da igual. La más barata. Sorpréndeme.




El Animal del desierto estaba en la esquina izquierda de la barra de cocteles para adultos.
-¿Qué tal te va la noche tio?
-Bien, bien.
-Para irte mal con esa titi. No has "jodio". La tienes comiendo de la palma de tu mano.Como debe ser.
-No te creas. Parece que me esta vacilando.
-Ya se soltara. La dejan sueltas cada vez más pronto. Luego se estrañan de que se les presente un inquilino en la familia.
Hipócrita, algunas de esas criaturas no deseadas las habra provocado el por que con la arena que vende a muy buen lugar no se podia llegar.
-Bueno que te pongo.
-Lo mas barato que tengas-Le dijo casi refunfuñando. El solitario no queria esa noche problemas y mejos con un hombre de negocios de la arena.
-Esto le va a gustar-Cogió una bolsa de arenilla de color blanco como la nieve y se la enseñó-Haber cuando te apuntas tú también.
-Que va -Dijo mirando a la Niña.
Estaba sentada en un sofa. Se tambaleaba. Parecía mareada.
El Animal le estrechó la bolsa y el la cogió.
-Son trece con cuarenta
-Toma y haber cuando bajas los precios, cabrón.


El camarero creía haber tenido bastante ya ese día pero el destino le dió una última sorpresa. Allí en medio de la pista acababa de ver a su amigo de la infancia, Con el se hiba de copas todos los sabados, se tomo su primera cerveza, y tal vez sin el no hubiese salido del mundo de la droga. Tantas experiencias vividas.. Pero al terminar el instituto se habian distanciado...el empezo a estudiar periodismo y el se puso a trabajar
"Que coñio hara aquí este, sí decía que no hiba a pisar una discoteca en su puta vida, que eso era de perroflautas y yonquis"-Fué lo primero que se le ocurrió nada mas verle.
Cuantos recuerdos le traía su amigo. Desde detrás de la barra le envidiaba por la libertad de la que disponía. El no tenía 2 vidas; . El no estaba agobiado por los horarios y no tenía un jefe que le escupía en la cara cuando le mandaban limpiar los baños.
"Las furcias de los locales estos de noche, estan mas manoseadas que las masas de un pizzero"
Dijo su amigo durante una nochevieja. Sin pelos en la lengua.Tampoco las niñatas de su lado se cortaron mucho cuando le soltaron una bofetada en toda regla.
No le faltaba razón, pero habia sitios y sitios.Se ve que ha dado un cambio muy brusco en su vida. De fachorro a esto hay un camino
Su amigo para su sorpresa estaba socorriendo a la niña con la que unos instantes habia estado bailando, que ahora yacía en el suelo inmovil. En la mesa mas cercana una bolsa de...
Dios mio, el no, que sean de la niña.
Al rato se formo un circulo de curiosos alrededor de ella entre los que estaba el Conjunto. Todos querían saber que habia sucedido.
Aprovechando la situacion, El Solitario cogió la puerta y se marchó.


"Que ganas de llegar a casa ponerme el pijama militar de mi padrino y dormir la mierda borrachera esta."
Mauricio El Solitario vivía en su casa con sus padres, maldiciendo su otra vida y cagandose en perroflutas pero ¿Acaso el no se disfrazaba de uno de ellos cada noche?
Estaba harto de luchar por la reconciliación imposible de sus padres, de tener que pegarse por una cosa o haya donde fuera, de no saber qué hacer con toda la vida por delante, de no saber quien era...
"Esto no me benefícia, tengo que dejarlo"
La droga, las chicas, el alcohol, el tabaco y la noche habian sido su refugio desde que perdio la fé en todo lo que creía hace 2 años. Un disfraz que le sirvió para intentar conocerse a si mismo.
"Soy católico o me cago en Dios" " Soy de derechas y me cago en este disfraz o soy realmente aquel del que creo disfrazarme"
Todos los llamaban El Solitario, pero no por ir solo, si no por que no tenia personalidad propia o eso creia. Mauricio Lopez era todo un personaje ¿No?


Sergio Carril Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario