miércoles, 4 de mayo de 2016

EL LLAVERO SEXUAL


A Sandra le dolía todo el cuerpo pero tenía que hacerlo.Tenía que despejar su mente y hablar con alguien que no fuese su compañero de celda, así que cogió un lapiz y una hoja y empezó a escribir:

Querida hermana:
Me ha gustado mucho Madrid. He visto La Cibeles, La puerta de Alcala, el Oso y el Madroño...El Museo de Cera, El Museo del Prado, El Museo de Ciencias Naturales y muchismos lugares más.
Aquí la gente no es como en Valencia.
La gente de Madrid es escandalosa, guarra, bestia y malhablada. Bastante problemática. Sobre todo la del centro. La gente va corriendo a todos lados agobiada por los horarios. Se nota que es la capital.
Además para colmo no tiene playa. Hecho de menos tumbarme en la arena, ver esos amaneceres únicos de Valencia, sentir la brisa del mar en mi cara. Tantas cosas.

El vigilante la empujó diciendola
-Espabila.Te quedan 5 minutos.

Te escribo para comunicarte mi situación.
Hace ya una semana estuve en un bar de La Plaza Mayor y a la hora de pagar, el camarero me dijo; "Ya esta todo pagado". Yo me extrañé y entonces me señaló al chico de la mesa de enfrente y me dijo: "Aquel hombre de ahí, la ha invitado". Sorprendida, me acerqué a su mesa a darle las gracias. Estuvimos largo rato hablando de todo un poco. Acabamos dandonos los moviles.
Quedamos al día siguiente.
Fué una gran noche. Resultó que al conocernos, nos dimos cuenta que teníamos muchas cosas en común, o eso creía. Comimos y reimos sin parar durante toda la cena.
Acabamos durmiendo en su casa.
Al día siguiente al despertarme, no me podia mover y tenia las manos hinchadas. Descubrí entonces a Mario atandome las manos al cabezero de su cama. Le hiba a preguntar que estaba haciendo pero antes de poder hacerlo me metió una mordaza en la boca."Quedas detenida por insinuarte, follarme y no casarte conmigo" .Asi me dijo.

Hoy estoy escribiendote esta carta desde la Nueva Carcel de Carambanchel en la que estoy a la espera de un veredicto: Morir aqui o estar atada a la muñeca de un hombre como llavero sexual, lo que me queda de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario